Uncategorized

Pinganillos

Pinganillos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

La llegada de las nuevas tecnologías a nuestras vidas ha hecho que cambien y nos ofrezcan unas comodidades bárbaras. Siempre se nos pasa por la cabeza eso de cómo podríamos sobrevivir sin teléfono móvil, sin internet, sin videoconsolas y, dentro de las profesiones, ocurre lo mismo. Por ejemplo en muchos aspectos, los pinganillos son aparatos necesarios a día de hoy para el buen funcionamiento de alguna profesión, pero, ¿cómo vivirían antes?

La tecnología ayuda, en la gran mayoría de las ocasiones, a mejorar el funcionamiento de las cosas, pero no es que antes no se pudiera hacer. Antes perfectamente se podía vivir sin teléfono móvil, sólo que ahora las comodidades son mucho mayores. En el caso de los pinganillos ocurre algo similar, antes se podían hacer las cosas pero no eran tan fáciles como se pueden hacer en la actualidad. Por ejemplo, los pinganillos que puede utilizar un presentador para presentar un programa de televisión en directo, lo utilizan para recibir las órdenes del director que es el que le va comentando el transcurso del programa, las últimas noticias, o las cosas a cambiar, eso hace que los programas en directo salgan mucho mejor, las cosas sean más profesionales. De un modo parecido, también lo utilizan los árbitros en el terreno de juego, al tener los pinganillos les permite estar conectados con el resto de equipos de árbitros y comunicarse de una forma más eficaz desde la distancia.

Y es que en muchas ocasiones las personas que estamos alrededor no nos damos cuenta de que la persona está usando pinganillos ya que la técnica ha hecho que casi sean imperceptibles por lo que no se de cuenta ni la persona que esté enfrente. Y eso ha hecho que el uso de pinganillos también sea muy común a la hora de los exámenes. Muchos estudiantes utilizan los pinganillos para superar los exámenes de oposiciones, carreras… El método para ello es que te busques un aliado que será el que se quedará fuera y el que te irá ayudando con la materia y te la irá dictando, la persona que está haciendo el examen va escuchando toda la información y la va copiando. Y a través de esta última práctica es como, sobre todo entre un sector de la población más juvenil, son conocidos los pinganillos.

Muchos profesores conocen estas técnicas e intentan luchar contra ellas, la verdad es que cada vez la tecnología se pone más de la parte del que los utiliza y los métodos se mejoran por lo que hace cada vez más ardua la tarea de intentar conseguir adivinar quién puede estar usando un pinganillo. La comunicación a través de este aparato no es la mejor y puede resultar incluso incómoda, pero lo que sí es cierto, es que es una manera de recibir información muy discreta sin que casi nadie se dé cuenta.

Para conseguir todos estos tipo de utensilios, suele rondar entre los 300 y los mil euros, aunque algunos de los de peor calidad, pueden encontrarse por aproximadamente 100 euros o en vez de comprarlo puedes alquilarlo.

¡Compártelo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *